Intervención en la ermita de San Blas y San Gil

Estudio y aprovechamiento del interior del templo románico del siglo XII, tanto en el ábside como en las bóvedas de crucería que forman la nave central.

El espacio se transforma en una atmósfera nocturna abierta a los elementos paisajísticos y alegóricos de la fiesta del Santo. Así como la integración en los nervios de la bóveda de estandartes figurativos de los cuatro evangelistas y de los dos santos venerados en la localidad.
cuadro

Iglesia de Santa Catalin

Recuperación de un espacio de culto habitual, restaurando los motivos originales de la bóveda central y creando una nueva visión panorámica paisajística del pueblo y sus alrededores dando una mayor amplitud al espacio intervenido.

Transformando las pinturas florales existentes por una recreación de palio con sus cortinajes, e incorporando la figura híbrida de un niño con cabeza de cordero desde la abertura central hacia el altar.

Las bóvedas anexas se convierten en un gran espacio abierto contemplando la parte posterior de Cornago, Valdeperillo y las ruinas del antiguo convento franciscano, así como la inclusión del beato Germán junto a una edificación lugareña.
cuadro2