cuadro
El dibujo es y será la mejor herramienta de expresión para poder plasmar ideas, observaciones diarias e impactos visuales, transferirlos en soportes cuya validez se dignifica a la vez de su ejecución. Obra final o no nos permite explorar infinidad de posibilidades de transgresión en tiempo real.

La línea como guía hacia una realidad gráfica, que siendo boceto se construye sobre la nada (blanco); composiciones subconscientes (reales o no) un mundo lleno de variaciones formales que conforman nuevos espacios volumétricos de disfrute para nuestra percepción.